La evaluación participativa en la Nueva Gestión Pública

Antonio Trinidad Requena

Resumen


Todo proceso de evaluación tiene unos efectos, los explícitos son los que acaparan la atención de los evaluados y evaluadores, olvidándose de los efectos implícitos. Sin embargo, el autentico poder de la evaluación está en los efectos implícitos. Los implicado en la evaluación para evitar ser evaluado negativamente adaptaran su comportamiento personal y profesional a los parámetros que mide la evaluación, siendo uno de los efectos implícitos de toda evaluación; de esta manera al final se impondrá el modelo de intervención o gestión que subyace en toda evaluación, siendo la fuerza invisible de la evaluación, y en ocasiones utilizada para evitar conflictos dentro de la Administración pública, al permitir imponer un modelo de gestión que de otra manera no sería aceptado por los implicados. Atendiendo a tales efectos, la evaluación puede optar por otras perspectivas como la evaluación democrática que propone B. Macdonald (1991), al considerar la evaluación democrática como un servicio a la comunidad implicada en la política pública u organización, y que en este caso llamaremos evaluación participativa.

Palabras clave


evaluación democrática; negociación; efectos implícitos; efectos explícitos

Texto completo:

PDF


DOI: https://doi.org/10.17345/rio5.75-107

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.





Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons. Pueden conseguirse permisos más allá de esta licencia contactando con RIO